granito1

¿Mármol o granito?

Es común encontrarte con esta duda cuando piensas poner topes en la cocina o el baño. Los dos son de las opciones más comunes a elegir para estos lugares del hogar, pues ambos son tan elegantes como versátiles a la hora de adaptarse a la decoración que tengas. Pero, ¿qué diferencias hay entre uno y otro?, a continuación aclaramos tus dudas.

Ambos materiales provienen de una roca metamórfica, esto significa que se originan por la fusión de otras rocas preexistentes, es por ello que su aspecto es heterogéneo, como una mezcla. Sin embargo, a pesar de tener un origen común, hay características que los diferencian.

El mármol es un material susceptible al calor, los ácidos y el agua; por lo que es conveniente tener cuidado al poner ollas calientes, así como evitar, en la medida de lo posible, el contacto con sustancias cítricas como el jugo de limón. También es recomendable no abusar del agua a la hora de limpiarlo. Al ser un material poroso, el mármol se mancha con facilidad, ya que las sustancias pueden entrar por sus poros muy rápidamente, alterando su color. Se recomienda utilizarlo en áreas de bajo tráfico.
El granito, en cambio, es menos poroso que el mármol, por lo que no se ensucia tan fácilmente. Además, la presencia de cuarzo en su composición, le proporciona alta durabilidad y resistencia al calor, los ácidos y el agua. Este material es ideal para zonas de alto tráfico.

Como verás, la decisión de utilizar uno u otro va a depender del uso que pienses darle, además de los aspectos estéticos de ambos materiales que, si bien son bastante parecidos, tienen colores y acabados muy variados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *