blog

Claves para lograr una buena ventilación

Tener un ambiente agradable en el hogar depende en gran medida de la ventilación que tengamos en éste; no debemos confundir airear con ventilar, más adelante explicamos por qué.
Si el aire no fluye como es debido, probablemente tengamos que lidiar a largo plazo con problemas de humedad en los revestimientos y malos olores producto de los gases contaminantes que se producen en casa.
La mejor forma de evitar esto en nuestro hogar, es mediante la ventilación natural o estática, que se realiza sin necesidad de elementos mecánicos.
Por ventilación natural entendemos el flujo de aire dentro de espacios parcialmente cerrados, para que ésta pueda lograrse, necesita una y una salida de aire, por ejemplo, el aire entra por las ventanas ubicadas en lugares secos como habitaciones o salas, y sale por los lugares más húmedos, como el baño y la cocina. Con esta distribución, se evita que se dispersen la humedad y los malos olores.
pexels-photo-189474Si queremos ventilar un ambiente en particular, deben haber dos ventanas de rejillas dentro de éste, una de entrada (en una parte baja, a medio metro del suelo) y otra de salida (en un lugar más alto o en el techo). Si existiera sólo una ventana, el aire que entra debe compartir ventana con el que sale, lo que reduce enormemente el flujo y termina aireando la estancia, pero nunca ventilándola.
También es importante tener en cuenta que para mejor ventilación, los bajos de las puertas deben tener una medida de 1,5 cm.
En el caso de la ventilación mecánica, se produce por extractores colocados en lugares estratégicos, lo que facilita la entrada de aire por otras vías. Este tipo de maquinarias son comunes dentro de empresas, para garantizar el óptimo estado del aire.

Si deseas conocer más sobre estos sistemas, nuestros aliados de Ingeniería Race te ofrecen asesoría exclusiva en el área.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *