plomero-bajo-techo

Soluciones rápidas para problemas inesperados

Las reparaciones express en el hogar u oficina darán soluciones en corto plazo a problemas que pueden afectar la dinámica del entorno, además sirven para prevenir daños que requieran una inversión de costo y tiempo mayor.

Cambiar una tubería, reparar filtraciones, modificar un cableado eléctrico o hacer mantenimiento a un aire acondicionado son trabajos que pueden ser completados en un corto período de tiempo sin la necesidad de abarcar semanas que puedan perjudicar el funcionamiento en un área de trabajo o en el hogar.

cerrajero-bajo-techoSe trata de simples reparaciones o labores de mantenimiento preventivo que ayudarán a que un espacio conserve su funcionalidad sin esperar a que los daños sean mayores y tener que realizar costosas inversiones.

Este tipo de trabajos pueden realizarse de 1 a 4 días, dependiendo de la magnitud de la reparación que se vaya a realizar y su rapidez ayuda a que todo vuelva a la normalidad sin muchas complicaciones.

Juan Pablo Bustillos, director de AJM Ingeniería, aseguró que para este tipo de microproyectos lo importante es contar con un personal capacitado, hacer una revisión y poner manos a la obra con todas las herramientas y repuestos que puedan ser necesarios, esto permitirá que el trabajo se realice con éxito y en poco tiempo.

“Una reparación express puede abarcar desde plomería, electricidad, cerrajería, pintura de espacios pequeños, filtraciones, mantenimiento de aires acondicionados, todas esas pequeñas actividades que se necesitan en el hogar u oficina y que pueden cubrirse en poco tiempo. El objetivo es dar soluciones rápidas y evitar problemas mayores”.

Un personal capacitado le ayudará a determinar la magnitud del problema y lo que se necesita para su reparación en tiempo record, una solución rápida para desperfectos básicos e inesperados.

Las más comunes
Una de las reparaciones más comunes en el hogar u oficinas es la relacionada con las tuberías, filtraciones y drenajes. Lo más aconsejable es dejar la reparación en manos de un profesional para evitar mayores contratiempos.

Las goteras y las humedades son otro de los percances más comunes. Los problemas de agua se potencian aún más en los meses de lluvia y la humedad exterior, y en estos casos las recetas caseras o soluciones tradicionales no son las más efectivas, de hecho pueden agudizar el problema. Lo mejor es consultar un experto.

Cambiar un enchufe, arreglar la nevera o cambiar una cisterna también son averías que ocupan los primeros puestos en este pequeño ranking de reparaciones.

Mejor prevenir que lamentar
La prevención suele ser la mejor medicina. Antes de que los problemas aparezcan es recomendable hacer un mantenimiento preventivo de conexiones y áreas vitales para el funcionamiento de un inmueble.plomeria-1-bajo-techo

Entre los trabajos que no pueden olvidarse de hacer regularmente, los expertos de AJM Ingeniería recomiendan reforzar el manto asfáltico de los techos al menos una vez al año, mientras que las plomerías deben estar en constante revisión dependiendo de los tubos que fueron utilizados en la instalación y buscando que estos sean los de mejor calidad para evitar inconvenientes a corto plazo.

La instalación de válvulas de arresto en los drenajes de aguas negras y blancas será muy útil a la hora de hacer cualquier reparación y pueden ser colocadas previo a que ocurra algún desperfecto, permitiendo incluso que sean aún más rápidos los trabajos.

Otro de los errores más comunes que pueden prevenirse fácilmente es la ausencia de válvulas de cobre en los calentadores de agua. Si el calentador llega a fallar y el agua caliente pasa a través de las tuberías de agua fría, podría perjudicar seriamente todo el sistema. Su instalación es rápida y segura.

Todos estos trabajos son de prevención y se realizan de manera express sin la necesidad de hacer costosas inversiones, siempre que se hagan a tiempo. Recuerde es mejor prevenir que lamentar.

“Se trancó la puerta”
El cambio de cerradura es una reparación típica que se puede dar por diferentes circunstancias y, aunque por desgracia, una de las más habituales es el robo, suele darse también en caso de pérdida de llaves o alquiler de una vivienda nueva.

Incluso, el descuido de una persona que puso el seguro a una puerta del interior del inmueble puede ocasionar la necesidad de un cerrajero. En estos casos los trucos comunes tampoco son buenas opciones, incluso puede ocasionar accidentes y lesiones a las personas al pretender hacer presión, empujar, golpear o hacer palanca en una cerradura aparentemente inofensiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *