Que el verde y el arte estén presentes

flowers-871685_1920

Conoce valiosas recomendaciones para hacer de tu oficina un lugar agradable,
donde el personal se sienta a gusto y logre ser más productivo.

Ya quedó atrás la percepción que teníamos de las oficinas como lugares enclaustrados donde reina la monotonía, hoy en día la meta es combinar elementos para conseguir ambientes confortables y por ende con mayores niveles de productividad. La tendencia actual se resume en espacios abiertos y luminosos, donde los tonos claros marquen la pauta y se integren el verde de jardines internos o plantas; es decir lograr que sean agradables permite que las empresas sean más productivas. Por el contrario, las oficinas cerradas y oscuras hacen que el personal mantenga un estado de ánimo aplacado y embotado”, enfatiza Carla Colmenares, de Supply.
En cuanto a los colores, se usa mucho el blanco o el gris en las paredes. Los tonos oscuros están out, al menos que sea en un adorno, una silla de visitante o en una pared en la sala de espera, más no dentro del ambiente de trabajo porque irradian cansancio. El vidrio y el acero son excelentes a la hora de decorar, al igual que la madera y pueden estar presentes en una zona de la estructura, en las puertas o como revestimiento en una pared, pues ayuda a bajarle el frío a la oficina. “Me gusta hacer énfasis en que exista arte y verde porque humanizan el lugar”, dice Colmenares.

Cada detalle vale
Se recomienda que el mobiliario, en tonos claros, sea una superficie en “L” o 120° donde el empleado tenga un soporte y una mínima ergonomía para apoyar los brazos, no siempre los tendrá sobre la silla. “No comparto que un puesto de trabajo sea menor de 1,30 x 1,40 metros”, comparte Colmenares.
La intención es que el lugar evidencie orden, limpieza, practicidad; y en este punto los detalles son vitales. Por ejemplo, estar muy atentos al tema de electrificación, no deben verse los cables por todos lados. Que el espaldar de la silla esté despejado, no con una chaqueta sobre ella todo el tiempo. La cartera debe tener su lugar para guardarla. Lo correcto es un escritorio despejado donde todo esté en su lugar, sin recargarlo. “Creo que sí se pueden personalizar, más no llenarlo de objetos”, agrega Colmenares.

Un espacio completo
Luego de tener claro el tema de la decoración y distribución de los elementos en las oficinas, Colmenares nos comenta ciertos espacios que le adicionan bienestar y tranquilidad al lugar. Una de ella es el área de comedor, más allá de ser un espacio con mesas, sillas y un microondas, éste debe ser agradable, en lo posible en una terraza o si no, que logre sacar de la rutina laboral al trabajador.
De acuerdo al tamaño de la empresa, que existan una o dos salas de reuniones donde puedan atenderse a visitantes y que estos no interrumpan el área de trabajo. Un centro de impresión, pues ya no se usa que cada escritorio cuente con una impresora, todo esto se concentra en un solo lugar. Un archivo rodante, fuera igualmente de la oficina y un área de espera, todo esto en conjunto hacen una oficina ideal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *