Construir desde el gris

Involúcrate en el proyecto de construcción de tu inmueble, vivienda u oficina, y a partir del gris imprímele tu sello personal con cada detalle.

El refrán de la abuela “es mejor coser nuevo que viejo por remendar”, es una frase con cierta sabiduría popular que se ajusta muy bien al ámbito de la construcción y es que, para muchos especialistas iniciar una obra en gris abarata los costos al propietario y le permite adecuar el espacio a su gusto.

La obra en gris u obra gris es una terminología que se aplica en el ámbito de la construcción para referirse a la etapa de evolución en la que se encuentra el inmueble. Es obra gris toda estructura que cuenta con techos y paredes instaladas, frisos base, sobrepiso, conexiones de gas, cableado eléctrico y tuberías de aguas negras y blancas.

Se puede decir que la estructura está a medio terminar y lista para iniciar los acabados (división interna con materiales livianos, revestimiento de pisos, frisos superficiales, instalación de piezas sanitarias y demás accesorios).

Para el ingeniero José Antonio Lugo, presidente de JL Construcciones Corp. C.A., empresa dedicada a la construcción y remodelaciones generales, en el mercado es común encontrar ofertas en obra gris, no sólo para locales comerciales sino también para viviendas, claro está, todo va a depender de las condiciones del conjunto habitacional.

Lo bueno del gris

Partir de esta etapa beneficia a todos (tanto al vendedor como al comprador) según refiere el especialista. La comercialización de la construcción en este nivel se traduce en disminución de costos para ambos, permite al comprador iniciar una adecuación del espacio a su gusto y sobretodo se evitan los engorrosos procesos de demolición cuando al cliente no le gusta la estructura: “Muchas veces te entregan un local comercial listo pero al propietario no le gusta y termina tumbándolo. Al final pierde la constructora y el comprador”, apunta José Antonio Lugo.

Con los beneficios de las obras en gris coincide Reymalia Gutiérrez, Gerente de JL Construcciones Corp. C.A., quien además señala que esta modalidad resulta ventajosa porque hay clientes que compran los locales u oficinas y no tienen definido el negocio que van a montar.

Pero la ingeniera Claudia González va un poco más allá. Para la Gerente general de Inversiones Vialda C.A. el movimiento del mercado de la construcción en Venezuela permite comprar una obra en gris y, en unos meses, venderla en gris y la ganancia es considerable.

No es lo mismo adquirir el espacio terminado pero nuevo, que comprar una propiedad terminada pero usada, debido al desgaste: “En estos casos hay que hacer chequeos minuciosos y sin duda, el riesgo es mayor ya que las remodelaciones son inciertas porque salen los mal llamados cangrejos”, explica Claudia González.

Alíate con el especialista

Una de las mejores recomendaciones para el propietario al adquirir una obra en gris, definitivamente va a ser buscar personal especializado que lo guie en esta etapa de la construcción que, si bien tiene sus ventajas, al mismo tiempo plantea retos para el cliente, quien pasa a tener parte en el proyecto.

Un asesoramiento profesional con varios interlocutores produciendo soluciones a partir de las necesidades y gustos del cliente es el beneficio de solicitar los servicios de una constructora para partir en obra gris.

Los especialistas coinciden con que la guía de compañías constructoras o expertos siempre va a ser más costoso que contratar una cuadrilla o al albañil que le trabajó al vecino, pero el beneficio gira en torno al conocimiento en la materia para resolver y evitar problemas a futuro.

“Cuando contratas un albañil o cuadrilla el cliente termina comprando y trasladando los materiales, lidiando con personal, buscando presupuestos, prácticamente haciendo todo”, refiere la Gerente de Inversiones Vialda, C.A., cuya compañía brinda asesorías al cliente para comprar propiedades en obra gris, realizando inspecciones visuales y a través de sugerencias, orienta al cliente en la toma de decisiones.

Por Eduar A. Valero D.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *